Comentario Marzo 2024

Abr 4, 2024

Comportamiento de la cartera

La cartera ha tenido un comportamiento satisfactorio durante el mes de marzo, alcanzando de nuevo el valor liquidativo máximo histórico. Ha registrado una subida del 3,25%, muy en línea con los principales índices, a pesar de tener la posición de liquidez en máximos. Esto se ha debido a la mayor contribución de los valores que habían estado fuera del radar a comienzos de 2024.

La rentabilidad por años del fondo a final del primer trimestre 2024 queda de la siguiente forma:

*Rentabilidad 2024 hasta cierre de marzo. Dato de inflación es el estimado para el conjunto del año.
Fuente datos de inflación: Statista.

La comparación con la inflación anual es crucial para entender el carácter patrimonial de la estrategia, ya que batirla es su objetivo principal por el riesgo que supone la misma para la preservación y capitalización de la inversión si se deja el capital ocioso o en renta fija los últimos años. Dado el nivel de rentabilidades nominales, la bolsa sigue siendo la mejor alternativa. También es la razón fundamental por la que insisto en todas las cartas mensuales de hablar de la estrategia global del fondo y su comportamiento, en lugar de detenerme en analizar sectores o valores concretos, como hacen otros fondos con un enfoque más centrado en batir a los índices. Esto me lleva a que la estrategia tenga como objetivo participar al máximo en los años alcistas e intentar que los años bajistas se consiga preservar el capital con caídas mínimas.

Por su parte, la rentabilidad de los últimos tres años respecto de los principales índices queda de la siguiente forma. Es de destacar que a pesar de las fuertes subidas y el marcado carácter patrimonial del fondo, sigue dando una rentabilidad competitiva en un entorno complicado y en que los índices han tenido una gran volatilidad.

En cuanto al comportamiento de los valores en la cartera durante el mes de marzo, como decía más arriba, destaca el mejor desempeño de valores fuera del ámbito tecnológico y que han permitido una buena rentabilidad en su conjunto:

A esto me refería en la carta de enero sobre la rotación que estábamos realizando hacia valores más fuera del radar tecnológico y protagonistas de las subidas de los últimos meses. Con esta actuación pretendo poder consolidar rentabilidades de algunas posiciones y al mismo tiempo ir constituyendo una cartera que en todo momento goce de un descuento atractivo. En mi opinión, es una estrategia obligada cuando se trata de un fondo abierto en el que hay entradas y salidas de inversores a lo largo de la vida del fondo. Esto no es óbice para que haya posiciones que no se han movido desde el nacimiento del fondo en 2015 como Microsoft o Google. Esta última bastante cuestionada y que se ha convertido en la apuesta contrarian del sector tecnológico (creo que injustificada ante la amenaza de la inteligencia artificial al modelo de búsqueda en Internet seguida por Google).

Finalizado el primer trimestre y dado el buen comportamiento de la bolsa en general, toca revisar valoraciones y ver qué tal la evolución de las mismas en la publicación de resultados que empezaremos a conocer durante el mes de abril. El escenario macro ha hecho que las políticas de los bancos centrales se tornen más cautas en cuanto a las bajadas de tipos esperadas. Por otro lado, la prima de riesgo que ofrecen las principales bolsas también se ha vuelto muy exigente, de ahí que siga con un nivel alto de liquidez a la espera de mayor volatilidad en el mercado los próximos meses.

Mi idea es seguir buscando empresas cotizadas que justifiquen la diversificación sectorial de la estrategia patrimonial que sigue el fondo, tratando de seguir siendo una alternativa atractiva para la capitalización frente a la renta fija tan de moda últimamente y que considero no ofrece un gran potencial desde aquí.

En mercados como los actuales, el pequeño tamaño de Bluenote le dota de una ventaja crucial, ya que puede invertir en empresas de muy pequeña capitalización, que es donde creo están las mayores oportunidades de aquí en adelante. Esto es algo que los grandes fondos, muy presentes en general en las carteras de los inversores españoles, no se pueden permitir por problemas de liquidez. La prioridad de la estrategia sigue siendo invertir en empresas de calidad muy analizadas y que suelen ser de alta capitalización, pero en aras de la flexibilidad de la estrategia no quiero perder oportunidades en empresas más fuera del radar a precios atractivos.

Entorno de mercado

Los datos de actividad económica han mejorado algo, como muestra el gráfico de indicadores adelantados que realiza S&P Global:

Las políticas de los bancos centrales están siendo más cautas en cuanto a las posibles bajadas de tipos, a la espera de la consolidación de las mejoras de la inflación. En el gráfico adjunto podemos ver cómo el mercado ya solo descuenta tres bajadas de aquí a fin de año por parte de la FED:

Se está volviendo a poner el foco por parte de los analistas en la evolución de la deuda pública de los países más desarrollados y en especial EEUU. El tema es preocupante y lo lleva siendo hace tiempo, por su implicación en la presión fiscal futura y el envejecimiento de la población. Por otro lado, la inflación es la única forma perversa de bajar los niveles de deuda pública, pero no es gratis obviamente. Por lo que respecta a los valores cotizados, este tema afecta de manera muy dispar y no es aconsejable sacar conclusiones muy drásticas al respecto. Claramente es un tema a vigilar y especialmente en un año electoral como este.

En Europa, la actuación del banco central está haciendo que los países con más deuda gracias al control de las primas de riesgo no mejoren sus niveles de déficit de acuerdo a los criterios de Maastricht. Esto es algo que se deberá afrontar en un futuro no muy lejano.

El reciente rally de materias primas también es un factor a tener en cuenta, especialmente de cara a la evolución de la inflación futura, dado que la finalización de los efectos base pueden frenar la buena evolución.

Por otro lado, los tipos de interés reales no mejoran, haciendo que la apuesta por los TIPs sea algo frustrante y las condiciones financieras del mercado no sean tan halagüeñas.

Por la parte de sentimiento inversor, el gráfico que elabora Bank of America muestra un sentimiento más optimista de los inversores individuales que el de los institucionales. El gap que muestra el gráfico es el más amplio de los últimos años. Se pueden sacar varias conclusiones y todas ellas contradictorias, pero sí creo que es un dato a tener en cuenta desde el punto de vista de los flujos futuros de mercado.

En definitiva, el mercado sigue en general con un tono optimista y confiado sobre la evolución de las bolsas en un futuro próximo. Por ello, como recomendación general, hay que mantener la atención en las valoraciones y evitar perseguir el mercado.

Artículos y podcasts sobre temas que considero de interés:

  • Buena explicación del rally del cacao: link
  • Consideraciones sobre la deuda pública EEUU: link
  • Impuestómetro del Instituto Juan de Mariana: link

A través de la cuenta de Twitter @BluenoteGlobal compartiré artículos de coyuntura que considere aporten algo de luz.

Quiero volver a mostrar mi disposición absoluta para resolver cualquier duda sobre la estrategia de la cartera en estos momento de gran incertidumbre.
Atentamente, Fernando Primo de Rivera Oriol Asesor de Bluenote Global Equity Fund

Suscríbete a nuestra newsletter mensual

Nuestra lista de Spotify